TEMBLEMOS: la teoría del miedo

El miércoles, en uno de los múltiples chats de WhatsApp que viven en mi móvil, recibí un curioso mensaje. Hablaba de una de las medidas del programa electoral de Podemos que propone la eliminación de las subvenciones a la enseñanza privada como una de sus principales medidas económicas. Hasta aquí todo correcto. Lo que me sorprendió era la reflexión final del mensaje donde se afirmaba con una rotundidad pasmosa los puestos de trabajo que se iban a ver afectados por la misma y el número de niños que no podrían elegir donde estudiar. Además de cerrar con el ya manido “Pásalo”.

Me he tomado la molestia de leerme el citado programa electoral y, sólo a nivel informativo, os reproduzco el artículo al que se refería el mensaje porque “algo” se quedó en el tintero.

programa podemos

Ya cada uno que piense lo que quiera. Este mensaje no fue sino un pequeño petardo dentro de la gran traca que se desató en todo tipo de medios después de los resultados de la encuesta del CIS, que situaba a Podemos como la primera formación política en intención de voto directa. Vaya por delante que no me creo nada de estas encuestas, me parecen oportunistas, en la mayoría de ocasiones partidistas y de resultados muy cuestionables. Lo que sí es cierto es que cada vez que sale el nombre de Podemos en algún sondeo de este tipo sube el pan y se pone en marcha un movimiento patriótico por la defensa de nuestra democracia que, sinceramente, me sorprende. Podríamos decir que sube el pan o que se pone en peligro nuestro sistema democrático, como diría la Secretaria General del Partido Popular, María Dolores de Cospedal.

Llevamos un mes “gracioso” como diría Luis Enrique. Hemos tenido tarjetas opacas, a Pujol y Acebes imputados, la Operación Púnica batiendo records, Nuñez y Messi en los Tribunales, la Pantoja en la cárcel y hasta hemos conocido al pequeño Nicolás. No se puede pedir más creo yo, o a lo mejor sí. A lo mejor se podía pedir un poco de dignidad, coherencia, modestia o, simplemente decencia, a todos los que se permiten criticar o especular sobre ciertos temas antes de mirar lo que está pasando en sus “casas”. Porque creo que si algo pone en riesgo la democracia o está más que cercano a una república bananera es la cantidad de chorizos que día a día juegan con nuestro dinero y se ríen en nuestra cara sin que nadie diga nada.

octubre_de_corrupcion-1fae5

Van pasando los meses desde que un simple profesor de universidad con unos cuantos indignados nos demostraban que un voto vale, y mucho. Tanto como para poner patas arriba un sistema de gobierno más parecido a un Madrid – Barça (con todos mis respetos al Atleti) que a una democracia real. Aunque la irrupción de Podemos sólo sirva para demostrarnos que hay más opciones que PP y PSOE, ya podemos estar agradecidos a lo que sucedió en las pasadas Europeas. Lo triste es que en estos meses hemos pasado de una política del “y tú más”, con un glorioso arranque en aquel enfrentamiento entre Cañete y Valenciano con el machismo como tema principal de debate antes de unas Elecciones Europeas (olé), a la teoría del miedo que de la mano de Cospedal y otros “miedosos” ha llegado a nuestras vidas y parece que para quedarse, por lo menos, hasta las próximas elecciones.

¿En qué consiste? Es muy sencillo. Qué mejor manera de hacer política que trabajar un mensaje para que cale hondo metiendo miedo a los españoles con lo que podría pasar si Podemos llega al Gobierno. Hasta qué punto no habrá crecido la sombra del “coletas” para que ya se hable de la posibilidad de que lleguen a gobernar. El caso es que esta situación se me parece más a una caza de brujas más propia de otros tiempos que a un Estado democrático en el que tenemos la libertad de elegir. Escuchar a tanta gente y de ideologías diferentes recitando un mismo mensaje… no sé, me huele un poco mal. Cuando oigo a mi madre diciendo eso de “este tío nos va a llevar a la ruina como ha pasado en Venezuela” me pregunto dónde habrá escuchado eso, si ella no tiene ni idea de lo que pasa en Venezuela. Si después lo leo tal cual en un WhatsApp, lo escucho en una tertulia de sobremesa, lo leo en un periódico…no sé qué pensar. ¿Casualidad? Así que preparen sus oídos, señoras y señores, porque en los próximos meses se van a hartar de escuchar estas tres cosas: “populismo”, “Venezuela” y “programa electoral”.

cospedal-y-santamariaSobre el populismo os diré que es un término que no recoge la RAE, por lo que no tenemos un significado cierto al que agarrarnos, cosa que en política es un filón para que cada uno interprete lo que quiera. Yo me quedaré con lo escuchado en muchos foros donde llaman populista a Pablo Iglesias por decirle al pueblo lo que quiere oír y por proponer medidas que a todos nos gustaría que fuesen verdad. Tan malo no lo veo, pero bueno, libre interpretación.

El tema de Venezuela ya es más complicado porque tenemos una absoluta certeza de que Podemos pretende traer a España un calco del sistema político venezolano (esto de verdad que no lo he encontrado por mucho que me he leído su programa) y, sobre todo, porque hoy en día en este país todos somos grandes conocedores de lo que sucede en tierras venezolanas, hasta el punto de que la gente te lo cuenta como si lo estuviese viviendo en primera persona. Ahora podemos decir que todo español tiene dentro de sí a un Presidente del Gobierno, a un Papa, a un Seleccionador Nacional y a un venezolano.

Y ya, lo mejor, es lo del programa electoral. Que levante la mano, pero siendo sinceros, el que se ha leído más de un programa electoral antes de ir a votar en cualquiera de las elecciones pasadas. Veo pocas manos, ni siquiera la mía, y alguna de las que está arriba creo que miente. Aquí todos conocemos el programa electoral de Podemos. Lo hemos podido ver en su web o en alguno de los cientos de artículos en la prensa que lo han desgranado al detalle. Y yo me pregunto, ¿esto ha pasado siempre o es cosa de hace unos meses? No recuerdo de verdad un análisis tan profundo de los programas electorales del PP y el PSOE, por ejemplo, en las últimas generales, ni por parte de la prensa, ni de sus votantes, ni de sus candidatos. Me parece curioso, pero bueno, si sirve para que cojamos la costumbre de informarnos antes de ir a votar bienvenido sea.

intencion votoPero bueno, acabaré tomando prestadas las palabras de mi buen amigo Marcos cuando me hablaba del PPSOE y se cabreaba porque la gente no valoraba otras alternativas, desde Vox hasta Equo. Y es que amigos, creo que de verdad tenemos lo que nos merecemos. La mayoría hemos sido incapaces de ver más allá de los dos gigantes durante todos estos años. Así que por una vez, y como diría Laporta (otra pieza de museo), que no nos embauquen, aunque en este caso “sí que estamos tan mal”. Esto es, en parte, por nuestra culpa y nuestra responsabilidad es tratar de cambiarlo y mejorar este país; cosa que, de momento, sólo podemos hacer mediante el voto.

@cesaldinho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Desde la curva

El calcio visto por tres aficionados españoles

Un Clavo Ardiendo

UN SITIO AL QUE AGARRARSE

EnLaPalmera

Vivo en mi palmera y, de vez en cuando, tiro un coco

Shiny Happy Thingss by Itsasne Miren

¿Quieres que sea tu 'Style & Beauty planner' ? · ¿Quieres que te ayude a definir tu estilismo, a elegir un 'outfit' o a sacar tu mejor yo? Me apasiona la moda, la imagen, crear y transformar. Me gusta lo bonito. Lo que está bien hecho. La perfección imperfecta. Devoro temas de moda, disfruto con ella. Me llamo Itsasne Miren. One Love :*

Sottotítulos

UN SITIO AL QUE AGARRARSE

Voté en el Mediterráneo

UN SITIO AL QUE AGARRARSE

A %d blogueros les gusta esto: